Así como una galleta Oreo sin relleno.

Un partido de futbol sin cerveza.

O usar Facebook sin que sepan todo sobre ti…

escaso en tu marketing

Hay cosas en la vida que simplemente no son lo mismo sin todos los elementos necesarios.

Eso es lo que pasa muchas veces con tu estrategia de marketing.

Tal vez tienes todos los elementos pero por alguna razón, sigues sin generar tantas ventas como quisieras.

Y es que, seguro te estás olvidando de una última cosa.

Por ejemplo, échale un ojo a este anuncio…

escaso en tu marketing

Al parecer es perfecto ¿no?

Describe claramente el producto.

Tiene un claro diferenciador.

Tiene una llamada a la acción.

Incluso un buen argumento de venta.

Al parecer…no le falta nada.

escaso en tu marketing

El anuncio está convenciendo al cliente de comprar el producto.

Pero, se le está olvidando convencerlo de comprarlo…ahora mismo.

Tus anuncios, siempre tienen que contar con ese elemento, la razón por la cual tu cliente dejaría todo lo que está haciendo y te compraría en ese momento.

Ahí mismo, sin esperar ni un segundo.

Y no, escribir “¡Haz tu pedido ya!” no es una razón válida.

Es por eso que lo que le falta a ese anuncio (y probablemente a tu marketing) es…escasez.

El diferenciador, los argumentos de venta, la llamada a la acción y todos los demás elementos son los que van a lograr que compren tu producto.

Pero la escasez (la misma que tienes de habilidades sociales) es la que va a lograr que lo compren en este mismo momento.

Por que, una persona puede estar “convencida” de comprar tu producto…pero la vida se le atraviesa, siempre piensa en comprarlo y nunca lo hace, nunca toma la decisión final, siempre lo deja para mañana.

escaso en tu marketing

Y ver un anuncio con escasez, hace que tu cliente decida ya.

Por ejemplo:

escaso en tu marketing

El descuento hace que las personas piensen “este producto tiene descuento hoy, mañana no lo sé…lo compraré hoy mismo”.

Pero, la escasez no solo se trata de dar descuentos, existen miles de diferentes maneras de llegar a ella.

Puedes usar cantidades limitadas:

escaso en tu marketing

Paquetes más caros y con más beneficios y pocas existencias:

escaso en tu marketing

Temporadas (como Starbucks con su delicioso y escaso Toffee Nut que solo vende en Navidad, te odio y te amo a la vez Starbucks):

escaso en tu marketing

Boletos limitados, precios cambiantes, cupo limitado, características limitadas, horarios limitados, etc etc.

La idea es crear un sentido de escasez en tu producto o servicio para que tus clientes no sientan que lo pueden comprar hoy o mañana.

Necesitas hacerlos sentir que la oportunidad es hoy, en este preciso momento.

Acuérdate de cuando quieres ir al cine con tus amigos.

Seguramente te apuras un montón por organizar a todos y decidir la película y hora, para que nos e acaben los boletos.

Es como si le rogaras al cine para comprarle.

Muchas veces, hasta por las prisas de que no se acaben los boletos, terminas comprando boletos para tu amigo el que no ha confirmado aún.

Eso no es coincidencia, es que el cine es un producto que tiene escasez nata (me refiero a natural, nativa, no a la asquerosa y misteriosa nata de la leche).

Escasez en cuanto al tiempo que la película está en cines, escasez para los asientos en la función y escasez en los horarios.

Tiene tanta escasez, que tu prisa por comprar es gigantesca.

escaso en tu marketing

Eso que sientes al comprar boletos de cine, es lo que tiene que sentir tu cliente al ver tu anuncio.

Es por eso que el marketing y la escasez son tan amiguis caras de hormiguis.

Hoy en día, no basta con convencer a un cliente de que te compre a ti.

Necesitas convencerlo de que te compre ahora.

Por que el marketing muchas veces es como el viejo oeste…el que primero dispara siempre gana.

Así que, si tu marketing no tenía contemplado el elemento de escasez, esa era la razón por la que tu competencia siempre se llevaba a tus clientes.

Simplemente, ellos disparan primero.

escaso en tu marketing