Si, así es.

Tal cual lo estás leyendo en el título.

Voy a cerrar por completo mi Twitter, dejar de publicar mi contenido en Snapchat (aunque seguiré consumiendo contenido ahí) y me enfocaré al 300% en la red social que menos he empujado como mi red personal hasta ahora.

A partir de hoy, la red social de Mercatitlán será Facebook, como ha sido desde su inicio.

Y mi única red social personal será Instagram.

Si me sigues en Twitter o Snapchat, es momento de que me sigas ahora en Instagram como @juanlombana ya que en poco tiempo borraré mis perfiles de ambas redes.

Seguramente te quedaste con la boca abierta ante una afirmación tan ruda.

¿Juan, el fan número 1 y apoyador máximo de Snapchat...va a dejarlo de usar?

¿Además cerrará su Twitter?

¿Juay de rito?

Que no panda el cunico, todo esto tiene una gran explicación.

De hecho, varias:

1 . Los números nunca mienten

Siempre he sido el evangelizador número uno de tomar decisiones basadas en datos.

De dejar atrás nuestras opiniones y egos y analizar los números.

Una cucharada de mi propia medicina es dejar Snapchat, la red social en la que más tenía fe de crecimiento, por Instagram, la red social que tiene los números de crecimiento.

Por más que amara Snapchat, no era una decisión sabia continuar generando contenido ahí.

El número de influencers en Snapchat cayó 20% en el segundo trimestre de este año.

Y no sólo eso, sino que...

El número de influencers en Instagram subió 11% en el segundo trimestre de este año.

2 . Sin métricas no hay amor

No solamente los números de Snapchat y de Twitter han bajado, sino que ellos no ofrecen números.

Con esto me refiero a que cuando publicas un Snap o mandas un Tweet, tienes muchas menos métricas que cuando posteas algo en Instagram (for business).

Instagram te ofrece datos como impresiones, alcance, CTR, clics, demográficas, horas del día, etc.

Esto hace mucho más fácil el análisis de datos para la creación de mejor contenido para ustedes.

Y aunque parezca de broma, estamos a en pleno siglo XXI y aún no se puede editar un Tweet ni ver cuantos seguidores tienes en Snapchat.

3 . Administrarlo es más fácil

Conectando tu cuenta de Instagram con Facebook, puedes administrar ambas redes desde la misma plataforma.

Incluso puedes crear campañas en Instagram desde la plataforma publicitaria de Facebook.

Ya hasta puedes programar tus posts en Instagram, cosa que en Snap nunca se ha podido hacer y es super útil.

4 . Todos tienen Stories

Una de las principales razones por las cuales usaba Snap, es por las Stories.

Crecer una marca personal mostrándole a tus seguidores tu día a día con video y fotos que desaparecen me parece la mejor idea del mundo.**

Pero, cómo ya sabes, Instagram, Facebook, WhatsApp tienen Stories y si las cosas siguen así hasta Excel tendrá sus Stories.

Así que lo que realmente me mantenía con Snap, ya lo tiene Instagram.

Y con mejores características como los hashtags y la posibilidad de escribir varios textos.

5 . Instagram está diseñado para marcas personales

Particularmente Snapchat está diseñado para usarse entre amigos, cuando Instagram está diseñador para los influencers.

Muchas de sus características están pensadas para crear una marca personal.

Y si a eso le sumamos que el alcance de Instagram son 800 millones de usuarios mensualmente activos.

La decisión está tomada.

Si quieres seguir viendo mis famosos "Chismes de tecnología" o mi contenido día a día, sígueme en Instagram como @juanlombana

Ahora, recuerda que todo esto aplica para mi tipo de negocio y para la estrategia que quiero tener.

No quiere decir en lo absoluto que no me guste Snap ni Twitter, los seguiré amando y usando para consumir contenido.

Además, seguiré escribiendo acerca de ellos y sin duda los seguiré recomendando si pueden ser benéficos para su estrategia.

Simplemente es una acción que tengo que tomar por querer posicionar mi marca personal de la manera más eficiente.

Y no voy a negarlo...extrañaré mucho a mi Bitmoji.

**después de la torta de chilaquiles.