Qué es el derecho al olvido

¿Qué pasa cuando algún medio digital escribe un articulo que habla mal de ti?

Ahora, cada vez que alguien busca tu nombre en Google, el primer resultado es…

“Juanito Pérez Manauta, el dueño de Zapaterías Juanito, multado por evasión de Impuestos”

o aún peor…

“Juanito Pérez Manauta, el dueño de Zapaterías Juanito, roba un camión lleno de galletas Oreo”

Qué es el derecho al olvido

Evidentemente estos resultados afectan tu vida personal y el futuro de tu empresa.

Pero…

¿Qué puedes hacer al respecto?

Lo primero que tienes que saber es…

 

¿Qué es el derecho al olvido?

No, el derecho al olvido no es el título de una canción de Juan Gabriel.

Qué es el derecho al olvido

Es el supuesto derecho a que la información que está en internet acerca de ti, sea borrada.

Digo, supuesto ya que no está aún regulado y no es más que un concepto.

El concepto envuelve a la protección de datos personales, el derecho al honor, a la intimidad y a la imagen.

 

El derecho al olvido en México

Aunque México es muy sonado en el tema de derecho al olvido de manera internacional gracias un caso en 2014, aún no se permite borrar tu huella digital en este país.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI) protege los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición (ARCO) de tus datos personales.

Así que supuestamente, si podrías pedirle a Google que borre algún resultado que incluya tu nombre.

Y desde 2011 se han presentado al INAI más de 15 casos en donde las personas exigen el derecho al olvido en buscadores.

Pero ahí está el truco…

Cómo Google, Bing, Yahoo (ya no existe Altavista, verdad?) y los demás buscadores no tienen sus sedes en México, los casos no pueden proceder.

Entre que las leyes no están bien establecidas y que los buscadores tienen sus sedes en Estados Unidos, no se puede hacer na na na. 

En otros países, específicamente los de la Unión Europea, van un poco más avanzados con la legislación de este tipo de eventos, lo que hacen es revisar particularmente cada caso y determinar si si o no merece el derecho al olvido.

 

¿De quién es la culpa?

Aunque todo el tema está enfocado en los buscadores…

(Y cuando digo buscadores no me refiero a la posición de Quidditch, sino a los que indexan la información de internet, como Google)

…el contenido no es generado por los buscadores, sino por los medios de internet, cómo el Reforma.

Entonces, si un caso procediera, qué debería de pasar?

¿Los buscadores dejan de indexar esa página?

o

¿Los medios tendrían que borrar esa página de su sitio?

Qué es el derecho al olvido

 

Es un arma de doble filo

No tengo una opinión certera en contra o a favor del derecho al olvido, creo que cada caso es particular.

Como el patio de mi casa, ese también es particular.

Hay casos en los cuales la persona merece ser perdonada de su pasado, si es que se reformó y ahora es un ciudadano de bien.

Imagínate a una persona que cometió un asalto en una panadería hace 15 años y ahora nadie lo contrata por ese resultado en Google, aunque haya cumplido su sentencia y se haya reformado por completo.

O los casos en los que los medios inventan algo sobre ti por X o Y razón y ahora estás marcado de por vida sin deberla ni temerla.

Pero también creo que hay casos en los cuales la información se debería de quedar por siempre en línea.

Cómo sería un vendedor de propiedades que hace un fraude y paga la fianza, si tu le quieres comprar una propiedad lo vas a buscar en Google, te vas a dar cuenta que es un fraude y no caerías en su estafa.

Hay una delgada línea muy complicada de definir.

 

Creo que si ninguno de los casos de derecho al olvido procedieran, las personas se la pensarían mucho más antes de hacer algo malo, ya que se quedaría en línea para siempre, y eso disminuiría los malos actos en si.

¿Debería existir el derecho al olvido?

¿No debería de existir?

¿Debería de revisarse caso por caso?

¿Sigues pensando que derecho al olvido es una canción de Juan Gabriel?

¿Qué opinas?

Qué es el derecho al olvido